Ludivine Cardon

Rennes, ciudad estudiantil por excelencia

Rennes figura entre las principales ciudades universitarias de Francia. Además, es considerada LA ciudad estudiantil por excelencia. Ludivine Cardon encarna de forma natural esta faceta crucial de la capital bretona.

Deportes y música sin límite

La delicada silueta de Ludivine no nos permite suponer que es una gran deportista. Pero muy pronto te das cuenta de que es una chica desbordante de vitalidad. Incluso temperamental, como se adivina en sus deslumbrantes cabellos y en el fondo de sus bonitos y chispeantes ojos verdes. Ludivine, procedente de la región de Picardía, pasó las pruebas de selección para entrar en la Escuela Superior de Comercio (ESC) de Rennes hace cuatro años. Desde entonces se ha vuelto «muy bretona adoptiva» y es experta en disfrutar de todo lo mejor en deporte y música que tiene la ciudad. Y también de su cercanía al mar…

La definición de una ciudad estudiantil

Elegí la ESC de Rennes por su buena fama y la calidad de sus estudios. Cuando apruebas el examen de acceso, los veteranos te enseñan la ciudad: me encantó el ambiente, la ciudad me conquistó al momento. ¡Es la definición perfecta de una ciudad de estudiantes! No me decepcionó cuando volví para instalarme. Los alumnos son muy hospitalarios con los recién llegados y la gente en general es muy accesible. Como en el Norte de Francia, en Bretaña la gente es muy sociable por naturaleza. ¡Aquí me siento como un pez en el agua! No tardé nada en implicarme en las asociaciones de la ESC. Hoy formo parte de la IRO, la asociación que promociona los deportes extremos y las actividades atípicas, como paint-ball, esquí o street art, y el Saut du Cœur: cada año en primavera instalamos una grúa para hacer puenting. El dinero recaudado es para Sidaction.

El parque de gayeulles, el «central park de rennes»

En cuanto a infraestructuras deportivas, actividades y relax, ¡el parque de Gayeulles es genial! Tiene una oferta recreativa enorme: piscina, pista de patinaje, tenis, tiro, tiro con arco, rugby y fútbol en los estadios, arborismo… También hay zonas para hacer pícnics y barbacoas, columpios, estanques, una granja con animales, recorridos deportivos, senderos forestales… ¡El parque de Gayeulles es el Central Park de Rennes! Es inmenso (un centenar de hectáreas), ¡todavía no he conseguido verlo entero! Suelo ir allí a correr y no hago nunca el mismo recorrido al haber tantísimas posibilidades. Hace que sientas una verdadera desconexión, una evasión total: ¡en plena naturaleza a un paso de la ciudad!

El mar a una hora de la ciudad

Antes de llegar a Rennes, nunca había practicado deportes náuticos. ¡Pero es impensable estar aquí y no disfrutar de la cercanía de la costa! En menos de una hora, estás en Saint-Malo. Yo hago surf y esquí acuático allí. Hay quien prefiere el kitesurf o el carro a vela. Cuando voy a Saint-Malo, siempre doy una vuelta por el casco antiguo y las murallas y hago un alto en Le Corps de Garde, una crepería con vistas panorámicas del mar y los archipiélagos. También hago esquí acuático en La Rincerie, a 30 minutos al sudoeste de Rennes, en un lago artificial en el que han instalado un telesquí náutico y trampolines.

Un descubrimiento musical cada semana

Me gusta mucho Rennes también por todos los locales en los que se puede oír música de todos los estilos. Hay mucho movimiento, como en toda Bretaña, la región donde más festivales hay. Me gustan especialmente el Rock’n Solex, el festival estudiantil más antiguo, organizado por el INSA (Instituto Nacional de Ciencias Aplicadas). La asociación Décibel de la ESC organiza el CAC (Concert Against Cancer) en noviembre y todos los beneficios se destinan a la lucha contra el cáncer. Además, cada semana puedes descubrir grupos nuevos en la sala Ubu, también hay ópera para los aficionados y la verdad es que Le Liberté tiene mucha capacidad (5000 personas): no suele haber salas tan grandes en pleno centro urbano. Y, cómo no, ¡me encantan los Trans Musicales! Personalmente allí conocí a Fakear y Joris de la Croix. Sin olvidar los Bares en Trans… ¡Una gigantesca fiesta de la música que dura una semana!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email