Balade à vélo au Boël

El valle del vilaine en bici

Ocho nuevas rutas en bicicleta de Rennes a Laillé

Moverse en bicicleta y salir al encuentro de los habitantes del valle del río Vilaine… una experiencia que puedes vivir con la «gran travesía», que inaugura una serie de nuevos itinerarios señalizados entre Rennes y Laillé. Más de 125 km de rutas y senderos te esperan en un paisaje natural preservado. ¿Todo listo para la aventura?

El vilaine, un «valle vivo» que visitar

Le moulin du Boël
© Destination Rennes / Fabrice Mazoir

En el marco de las «Traversées et escales» (travesías y escalas), un proyecto destinado a poner de relieve el valle del Vilaine, las localidades de Bruz, Chavagne, Laillé, Le Rheu, Rennes, Saint-Jacques-de-la-Lande y Vezin-le-Coquet han creado una serie de rutas nuevas para ir en bicicleta. Un nuevo territorio que ahora se puede visitar pedaleando a lo largo de carreteras y caminos de sirga. Una ocasión perfecta para descubrir puntos de interés del patrimonio natural, agrícola e industrial, conocer a productores locales y disfrutar de variados paisajes.

La naturaleza a las puertas de la ciudad

El Vilaine no hace honor a su nombre (malo, desagradable): es un río muy agradable para recorrerlo en bici. Se llega muy fácilmente hasta él desde el centro de Rennes siguiendo los muelles y el camino de sirga. En tan solo unas pedaladas, te encuentras a orillas de los estanques de Apigné, antes de dirigirte más hacia el sur para admirar castillos, molinos y floridas esclusas mientras echas carreras con las libélulas. A lo largo del recorrido, el Vilaine se vuelve más sinuoso y el relieve del valle va apareciendo a medida que te acercas al Molino de Le Boël, uno de los mejores paisajes del río. Un Vilaine que desvela progresivamente sus colores y reflejos, origen de su extraño nombre. Se pasa por lagunas y bosques, como el de Cicé, que bordean el curso del 10º río de Francia. Desde las orillas del Vilaine, se ven pasar muchas barcazas, canoas, piraguas e incluso las tablas de surf de remo de los más intrépidos.

Tan cerca de la ciudad, te encuentras ya en medio del campo. Caballos y vacas ven pasar a los ciclistas y paseantes, los pájaros cantan… y solo tienes que disfrutar de una estupenda excursión.

Escalas en esclusas y productores locales

Balade sur les chemins de halage
© Destination Rennes

El recorrido principal de la «gran travesía» del Vilaine lo puede hacer todo el mundo. Saliendo del Mail François Mitterand, se extiende a lo largo de 45 kilómetros. Se puede ir y volver en el día con la condición de salir temprano y dosificar fuerzas. Los caminos de sirga son llanos y lo bastante anchos como para llevar a los niños pequeños en un remolque adaptado. En cambio, algunos circuitos son mucho más deportivos y harán las delicias de los aficionados a la bicicleta de montaña (véase más adelante).

Originales circuitos para curiosos y gourmets

La originalidad de las distintas rutas radica en que pasan por puntos de interés patrimonial y también por zonas llenas de vida, lugares de ocio, puntos de venta, granjas, huertas y explotaciones locales donde repostar durante la ruta y añadir a tu pícnic un toque local con especialidades bretonas y fruta y verdura del valle.

Recorridos ciclistas del Valle del Vilaine

Itinerario principal – 45 kilómetros

Es un buen comienzo para descubrir por primera vez el valle del Vilaine y disfrutar de una excursión de un día en bici. El itinerario (en rojo en el plano) sale del centro urbano de Rennes y lleva hasta Laillé. Pasa por varios puntos de interés destacables: «productores agrícolas, actividades culturales, deportivas y recreativas, elementos patrimoniales y desconocidos tesoros naturales». Ver el plano del itinerario principal

  • Duración: 4 h 30 min – Nivel de dificultad*: 1 – Desnivel: bajo
La Grande Traversée à vélo
© Destination Rennes

1. Circuito del Flume – 16,1 km

En este recorrido muy próximo a Rennes, se mezclan paisajes urbanos y rurales, se disfruta de buenas panorámicas sobre la ciudad y se pueden descubrir actividades agrícolas en un circuito corto, como en la tienda Brin d’herbe, que ofrece productos ecológicos (miel, productos lácteos, sidras, etc.). Ver el circuito

  • Duración: 1 h 36 min – Nivel de dificultad: 1 – Desnivel: bajo

2. Circuito del Houdoux – 9,9 km

Un circuito de alrededor de una hora en torno al castillo y al campo de golf de la Freslonnière, que recorre el Flume, un afluente del Vilaine, antes de pasar por Le Rheu. Un recorrido por paisajes periurbanos con bonitas panorámicas. En las proximidades también se puede ver el magnífico castillo de Apigné, un lujoso hotel con un afamado restaurante. Ver el circuito.

  • Duración: 59 minutos – Nivel de dificultad: 1 – Desnivel: bajo

3. Circuito de la Morinais – 7 km

Una ruta corta muy cerca de Rennes para partir a la aventura por los humedales y pantanos próximos a Saint-Jacques-de-la-Lande recorriendo unas rutas ciclistas bien acondicionadas. ¿Y si aprovechas para hacer un descanso en el jardín pedagógico de Mille Pas? Ver el circuito.

  • Duración: 42 minutos – Nivel de dificultad: 1 – Desnivel: bajo
Vallée de la Vilaine près de Rennes
© Destination Rennes

4. Circuito de le Clos Renaud – 18,7 km

Un variado recorrido, más bien para bicicleta de montaña (BTT), en el que se trabajan las piernas un poco. Saliendo del campus de Ker Lann, la ruta lleva hasta los sorprendentes hornos de cal de la Lormandière de Chartres-de-Bretagne, antes de pasar por el centro ecuestre de Fénicat y seguir el curso del Seiche, otro afluente del Vilaine. En este tramo, los menos atrevidos pondrán los pies en el suelo, mientras los ciclistas de montaña disfrutarán con las curvas y repechos entre árboles, antes de poner rumbo a la esclusa de Le Boël. Ver el circuito.

  • Duración: 1 h 56 minutos – Nivel de dificultad: 2 – Desnivel: bajo

5. Circuito de la Huerta – 10,4 km

Para ver el Vilaine desde un poco más arriba admirando los acantilados de Le Boël y, a lo lejos, las torres más altas de Rennes, el llamado circuito de la huerta pasa también por el pueblo de Guichen. Ver el circuito.

  • Duración: 1 h 2 min – Nivel de dificultad: 2 – Desnivel: medio

6. Circuito del Desierto – 13 km

Alrededor de Laillé, el circuito del desierto conduce hasta unos bonitos paisajes campestres en los que se suceden granjas, centros ecuestres, preciosas praderas, arroyos y pequeños valles que te harán olvidar los kilómetros. Ver el circuito.

  • Duración: 1 h18 min – Nivel de dificultad: 2 – Desnivel: medio

7. Circuito de Saint-jean – 4,2 km

El circuito más deportivo y espectacular del valle, reservado para los aficionados a la bicicleta de montaña y a las sensaciones fuertes. La palabra relieve cobra aquí todo su sentido con la falla entre la cuenca de Rennes y el macizo armoricano. Entre el vertiginoso panorama sobre el valle por un lado y la secretísima base del Ministerio de Defensa por el otro, más vale no quitar los ojos ni un momento de los escarpados senderos esquistosos. Ver el circuito.

  • Duración: 25 minutos – Nivel de dificultad: 3 – Desnivel: alto
  • * Niveles de dificultad > 1: relax, 2: exploración, 3: deportivo

Instrucciones de uso de la «Gran Travesía»

Una señalización específica, en rojo para el itinerario principal y en morado para los siete circuitos, guía a los ciclistas a lo largo de todo el trayecto. Hay un plano general disponible en la oficina de turismo de Rennes (11 rue Saint-Yves) y en los ayuntamientos de las localidades que se atraviesan. La «gran travesía» se inauguró oficialmente el fin de semana del 8 y 9 de julio de 2017 con un campamento provisional, en el que se celebró un banquete y se observaron las estrellas.

Si te pierdes, lo más sencillo es dirigirte hacia un camino de sirga del Vilaine para volver al itinerario principal. No olvides llevar casco, chaleco de seguridad, agua y protector solar.

La «gran travesía» es obra de la cooperativa cultural Cuesta, que la coordina en colaboración con La Petite Rennes, Cassiopée Astronomie, les Cartoucheries, la fiesta Du Champ à l’assiette, les Tombées de la Nuit, Vents de Vilaine y Destination Rennes. La responsable del proyecto territorial es la Agence Ter. La imagen del evento lleva la firma de un artista de Rennes: MioSHe. Los mapas son obra de Léa Muller.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email