Quai Saint-Cyr

Visita Rennes sobre el agua

7 experiencias para descubrir el Vilaine alternativo

Desde julio de 2018 a julio de 2019, el año del Vilaine ofrece explorar el río bretón: cruce en barcaza, paseos en bote, kayak, iniciación al remo, picnic, campamento, reuniones con agricultores locales… Sumérjase en un paisaje poco conocido de Rennes y sus alrededores.

Un río por redescubrir

Vélo et aviron au bord de la Vilaine
© Destination Rennes / Julien Mignot

Vilaine es hermoso y hay que conocerlo. Las peculiaridades del décimo río de Francia y la connotación negativa que tiene su nombre no siempre le hacen justicia… Este río que cruza Rennes y conduce al Océano Atlántico ofrece paisajes tranquilos y actividades variadas. Si toma tiempo para explorar, verá que Vilaine es un remanso de paz: por los senderos, parques y espacios naturales que lo bordean, es un ecosistema que el “año del Vilaine” invita a (re)descubrir. De julio de 2018 a julio de 2019, los visitantes encontrarán numerosos eventos. Un programa de descubrimiento que gira en torno a tres temas principales: «explorar y descubrir», «utilizar el río» y «producir y alimentarse». 

1. Embarcarse en un viaje poético

La Vilaine à bord d'une toue
© Destination Rennes / Nicolas Joubard

Embárquese en una travesía bucólica desde Rennes a Laillé. Un viaje en barcaza acompañado por un recital sobre el río, un tour en kayak, a remo o una parada en el río, un kayak, remo o una parada para hacerse con buenos productos de los agricultores locales. Más allá de los recorridos en bicicleta, en barco o a pie, el año del Vilaine es una oportunidad para explorar el territorio de Rennes sobre el agua. Visitas, conferencias, exposiciones, eventos culturales y deportivos, cada temporada el programa se enriquece con propuestas bucólicas. Descubra el programa. 

2. Holgazanear en la orilla

Pique-nique sur les quais
© Destination Rennes / Franck Hamon

Más allá de los eventos planeados para el año del Vilaine, hay también otras experiencias que valen la pena. Empezando por pararse en la orilla para entrar en modo «turismo lento», bastante recomendable. Si busca un rincón agradable en el corazón de la ciudad, ¿por qué no dar un paseo por el jardín de la confluencia? Recientemente remodelado, ofrece un mirador sobre el cruce de las aguas entre Ille y Vilaine, los dos ríos que dan nombre a este departamento. Confluencia es también el nombre galorromano de Rennes, «Condate». Hoy día, es un agradable parque utilizado para eventos festivos, pero también se aprecia en “petit comité” desde la hora del tapeo hasta la puesta de sol.

En el muelle Saint-Cyr sabemos disfrutar del relajado momento del atardecer. El ambiente es muy agradable en las noches de verano, con barcazas y grandes árboles, difícil de creer que estamos a sólo 5 minutos a pie del centro de una gran ciudad.

3. Disfrutar de actividades náuticas

Activités nautiques sur la Vilaine
© Rennes ville et Métropole / Franck Hamon

Kayak, rafting, piragüismo, remo… en Rennes se practican numerosas actividades acuáticas. La capital bretona no está lejos del mar y tiene también grandes marineros de agua dulce. En Cesson-Sévigné encontramos el polo de Francia y la esperanza del kayak, un lugar de aguas bravas que ofrece sensaciones fuertes en rafting y kayak. Para los menos aventureros, el centro de deportes naturales de Cesson es el lugar adecuado para practicar stand-up paddle, o probar a ir en canoa o en kayak en un lago más tranquilo.

  • Información y reserva para el río deportivo de Cesson.

En el lado de la planicie de Baud, la base náutica del club de kayak de Rennes alquila embarcaciones (canoas y kayaks) para visitar la ciudad desde el río. Una nueva vista inédita de Rennes para explorarlo libremente o en compañía de un guía durante todo el día desde 15€ por medio día.

  • Alquiler de canoa-kayak (de abril a septiembre) en el club de kayak de Rennes, calle Jean-Marie Huchet, 35b

En el norte de Rennes, en el canal Ille-et-Rance, el CKCIR (Club de Kayak Canoa de Ille-et-Rance) también alquila canoas y kayaks con la posibilidad de ir o no acompañado por un instructor. En Saint-Gregoire, el canal también alberga carreras en línea y kayak-polo.

  • Club de kayak canoa de ille et rance, Ile de Robinson, 35760 Saint-Grégoire.

Más al sur, cerca del magnífico Boël, la base náutica de Pont-Réan es un buen punto de partida para practicar actividades acuáticas (piragüismo, kayak o remo) en un entorno rodeado de acantilados de esquisto rojo.

  • Club de canoa y kayak de Pont-Réan base naútica la cale, Pont-Réan – Guichen

4. Pasear por el camino de sirga

Balade à vélo au Boël
© Destination Rennes / Fabrice Mazoir

A caballo, a pie o en bicicleta, las orillas de Vilaine son fáciles de explorar. Desde Rennes, por Prévalaye y los estanques de Apigné, es fácil ir en bicicleta hasta el Moulin du Boël en un viaje de ida y vuelta durante el día. Se han marcado nuevas rutas que combinan el descubrimiento de paisajes fluviales y los encuentros con agricultores locales. ¡Permítanos guiarle! A pie, nos tomamos aún más tiempo para disfrutar de la calma de la sirga, sobre las esclusas, para abordar Vilaine desde todos los ángulos.

5. Hacer un parada de bienestar

Le salon Mouch'
© Destination Rennes / Bruno Mazodier

Ir a la peluquería o afeitarse en la orilla… es posible en Rennes gracias al Salon Mouch’. Un salón de peluquería y barbería instalado en una barcaza amarrada al muelle Saint-Cast, junto a una de las esclusas. Nos embarcamos, nos relajamos. El ligero balanceo y el sonido de las aves hacen olvidar que la ciudad está cerca. Nada más atravesar la pasarela hacia el salón, enseguida nos sentimos en otro lugar. Los productos utilizados por el salón (marca Davines) son en un 98% de origen natural, para cuidarse y cuidar la naturaleza.

  • Salon mouch’, muelle saint-cast, 06 63 61 43 53. Abierto los lunes y de miércoles a viernes de 10h a 20h, sábados de 9h a 17h.

6. Street-fishing: pescar en la ciudad

Street-fishing à Rennes
© Place Cliché – Gildas Raffenel

Con la pesca callejera, la pesca se vuelve joven. Una actividad deportiva en un medio urbano, practicada con equipos ligeros que atraen a cada vez más adeptos. En Rennes, para iniciar la tarde a orillas del río, no hay que ir muy lejos, ya que los lugares son fácilmente accesibles desde el centro de la ciudad. Y no hay peligro de agotar los recursos naturales porque el material está diseñado para liberar a los peces capturados. Una forma dulce de reconectarse con la naturaleza, el retorno a las raíces de la pesca, en la ciudad. En Rennes, la asociación la Pêche Moderne ofrece talleres para que los jóvenes descubran esta actividad con los instructores del Club Broc’n’ street.

7. Dormir en una barca

la péniche Armor à Chevaigné
© Péniche Armor

Si está buscando un alojamiento inusual para sus vacaciones en Bretaña, la casa flotante Gite Armor le espera en Chevaigné, al norte de Rennes, al borde del canal Ille-et-Rance, junto a la esclusa Grugedaine. Con sus 3 cabinas, la barca puede alojar hasta 6 personas en un alquiler por noche, por fin de semana o por semana (desde 195€ la noche en temporada baja a 230€ en julio, agosto y durante las vacaciones de Navidad).

Eventos en la orilla todo el año

Le Festival Big Love à Rennes
© Destination Rennes / Julien Mignot

Festival Big Love, Festival Match, tren de Boël, tren urbano de Rennes, Tombées de la Nuit… siempre hay algo en el paseo marítimo de la ciudad de Rennes. Y Vilaine actúa de telón de fondo para muchos eventos culturales y deportivos. Incluso hay un teatro a bordo de las barcazas que navegan entre Rennes y el mar: se llama la Péniche spectacle.

Rennes vive al ritmo del agua, es todo un ecosistema que se desarrolla alrededor de los canales y del Vilaine.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email