Aurélie Fortin - Rue des Dames

Aurélie Fortin

Una Instragramer amante de la arquitectura antigua

Aurélie Fortin es diplomada en Historia del Arte. Fotografía Rennes desde una nueva perspectiva y comparte sus imágenes en una cuenta de Instagram con seguidores en todo el mundo.

Aurélie Fortin - Rue des Dames

Instagram, “una ventana abierta al mundo”

Aurélie nació y creció en Rennes. Desde 2012, comparte sus fotos en la red social Instagram. Al principio, sin demasiado éxito, confiesa la tímida joven. Hoy su cuenta, «A fading summer», tiene más de 13 000 seguidores, que forman una minicomunidad sin fronteras. «Al compartir fotos en Instagram, se puede hablar con gente del mundo entero», explica Aurélie. «Tengo seguidores en Austria, Italia, Estados Unidos… y me gusta ver sus reacciones cuando cuelgo fotos de Rennes. Suele sorprenderles la riqueza arquitectónica de la ciudad».

«Phone-ographer a la caza de la luz»

En un principio, no parecía destinada a dedicarse a la fotografía, que practica «como afición». «En el instituto, me interesaba más por el dibujo, la afición a la fotografía vino con el tiempo. Seguía cuentas de Instagram con fotos preciosas de París y otras grandes ciudades y, a final, se me ocurrió que yo podía hacer lo mismo para mostrar Rennes desde una nueva perspectiva». «Phone-ographer»es como se define modestamente en su perfil. «A la caza de la luz», armada tan solo con un teléfono, inmortaliza las calles y los monumentos de la ciudad con un estilo reconocible a primera vista.

Rennes es fotogénica hasta sin filtros

Aurélie casi no filtra la luz de Rennes, solo ligeramente, sin forzar. «Intento conservar su naturalidad y realzar simplemente los colores de la ciudad», confiesa. Rennes no necesita maquillarse apenas para desvelar todo su encanto. «Rennes es una ciudad fotogénica. Me gusta especialmente el centro histórico, que es muy colorido con sus casas con entramados de madera. Es una arquitectura bastante única que no se encuentra en otros países». Sin duda, ese es el motivo por el que Rennes está entre las diez ciudades más representadas en Instagram de Francia. La capital bretona sabe mostrar su mejor perfil…

La rue des Dames es como un pueblecito

«Mi lugar favorito es la rue des Dames. Allí te sientes como en un pueblecito; me gusta pasear por allí, sobre todo en verano. Suelo ir a hacer fotos». De hecho, el verano es su estación preferida y el nombre de su cuenta de Instagram es un guiño a ese momento algo nostálgico en el que el verano empieza a quedarse atrás como si solo fuera un recuerdo…

El palacete galicier y su aire de «castillo de cuento de hadas»

Aurélie tiene otros lugares favoritos para hacer fotos, como la plaza Hoche con el palacete Galicier y su aspecto de «castillo de cuento de hadas», o las casas con entramados de madera de la plaza de Champ Jacquet, «imprescindibles» al visitar Rennes. También le gustan las fachadas especiales, como la de la redacción del periódico Ouest-France, en la rue du Pré Botté, de estilo art déco, o la del edificio Barré, donde está el chocolatero Durand, ricamente esculpida.

Recorrido fotográfico por ell centro histórico

Aurélie prefiere la ciudad desierta, por timidez y sobre todo porque le gusta la luz matinal y la serenidad que desprenden las calles: «Muchas veces vengo por la mañana temprano o los domingos cuando todavía no hay casi gente por la calle». Y, cuando le preguntan si tiene un recorrido fotográfico que aconsejaría a quienes quieran visitar el centro histórico de Rennes, el itinerario está más que claro, como un mapa mental que se sabe de memoria.

«Siempre descubro nuevos detalles en las fachadas»

«Salir de la Oficina de Turismo, subir por las calles empedradas hasta la catedral y luego tomar la rue de la Monnaie, girar en la rue Saint-Guillaume para ver Ti coz, la gran casa con entramado de madera rojo, continuar por la rue de la Psalette o por la rue Saint-Sauveur, antes de pasar por la rue du Chapitre», recita Aurélie. «Todo este barrio es interesante para hacer fotos; hay muchos detalles, esculturas en las fachadas… siempre que vuelvo, descubro algo nuevo».

Las bonitas perspectivas de las arterias de la ciudad

«Las grandes calles comerciales tienen bonitas perspectivas, por ejemplo la rue Le Bastard, con el Palacio de Comercio en la línea de mira. El Parlamento y los edificios que rodean la plaza también son muy interesantes. Es lo que me gusta de Rennes»,afirma Aurélie.«Conviven muchos estilos arquitectónicos distintos, desde las casas medievales hasta los inmuebles más contemporáneos».

«Me encanta el thabor en primavera, con las magnolias en flor y los reflejos en el agua»

Aunque esta amante de la Historia del Arte tiene debilidad por la arquitectura antigua, también abre su mirada a otros lugares, a otros ambientes. «Me apetece ampliar mi ámbito de actuación a barrios desconocidos, me atrae por ejemplo el parque de Tanneurs, un parte al que todavía no he ido». La naturaleza en la ciudad es otro de los temas que inmortaliza. «Me encanta el Thabor en primavera, sobre todo con las magnolias en flor sobre la rue de Paris. Los reflejos del agua en las avenidas también propician unas vistas preciosas».

A Aurélie aún le queda mucho que curiosear por las calles de su Rennes más íntima. Discretamente, sigue haciendo su propio inventario: «Intento encontrar ángulos diferentes; puede que la gente no mire Rennes como yo, pero me gusta hacerles ver la ciudad de otra forma…»

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email